Descripción del proyecto

El nombre del proyecto “Educación en camino (Ed-Way)” hace referencia a los dos pilares en los que se basa el proyecto:
“Educación” entendida como una enseñanza permanente o continua mediante los distintos estados y circunstancias de nuestras vidas. Esto incluye los contenidos formales pero también las competencias, habilidades, calificaciones y valores. Este concepto se convierte en un aspecto básico para conseguir el objetivo de construir, en equilibrio y tolerancia, las diversas sociedades multiculturales del futuro al que se enfrentan los países europeos.
“En camino” no solamente significa “a través de la vida” o hacia nuestro futuro más inmediato. Literalmente “en el camino” es una referencia directa a las nuevas tecnologías que han aparecido en los últimos años y que nos aportan posibilidades que jamás habríamos imaginado. Utilizamos estas tecnologías en nuestro día a día( tales como tablets, smartphones… para acceder a internet, compartir, etc.) y incluyen un gran abanico de posibilidades como la cooperación, igualdad, integración, diferencias-reducción, inclusión y comunicación debido a su disponibilidad, conectividad e impacto.
La tecnología que camina al lado del usuario implica una nueva oportunidad para la enseñanza y una oportunidad para introducir la enseñanza informal en los individuos.
La lógica del proceso de la enseñanza basada en la tecnología o la enseñanza permanente está en el alcance de la totalidad de casi toda la totalidad de la población europea y por consiguiente, su aplicación tendría un impacto importante en la creación de una Área Europea para las Habilidades y Calificaciones. Por lo tanto, es esencial la creación de materiales conceptuales y de formación para educadores, instructores, profesores, formadores y otros responsables de adultos y mayores. Ellos son la audiencia específica a la que está dirigido este manual.
Además, la División de Población, DESA, de los Estados Unidos estima que (en el informe sobre el Envejecimiento de la Población Mundial 1950-2050), “alrededor de un 37 por ciento de la población europea se prevé que tenga 60 o más en 2025”. En algunos casos, este sector de la población está en peligro de exclusión social y tecnológicamente marginado a pesar del hecho que son participantes básicos en la “sociedad inteligente”. Por eso, la Educación en el camino producirá herramientas y recursos que ayudarán a:
Educar, formar y capacitar a los adultos y jóvenes profesionales del presente, que serán los mayores del mañana. La existencia de una sociedad futuro donde los mayores estén integrados, sean participantes y contribuidores activos de la sociedad recae en la actual preparación de sus miembros.
Preparar los instrumentos y pedagogías tecnológicamente aplicadas que contribuirán a un envejecimiento activo y colaborativo de los mayores en la presente sociedad. Esto ocurrirá no simplemente consiguiendo el dominio de las nuevas tecnologías en general sino que también despertando su conciencia social, integración colaborativa, participación, aprender la adquisición de nuevas habilidades… que los mantendrá integrados en la sociedad del conocimiento y lejos del riesgo de exclusión o marginación social.
El proyecto facilitará, mediante la utilización de las nuevas tecnologías, el reconocimiento y uso de la enseñanza formal y no formal (y su permeabilidad con caminos formales interdisciplinarios) en el campo de la educación de los adultos y formación, prestando más atención en la adquisición de habilidades personales, sociales y formales, así como competencias y capacidades. Además, utilizará una pedagogía y formación específica en la adquisición de nuevos hábitos sociales, costumbres y recursos ligados a ellos (videos de autoaprendizaje, sistema de comunicación de mensajes instantáneos, redes sociales, etc.)
La importancia de un proyecto transnacional es clave para el desarrollo de este propósito ya que estamos en contacto con un escenario futuro que afecta a toda la comunidad europea en toda su idiosincrasia. Una acción activa y colaborativa entre las distintas realidades sociales y el intercambio multicultural de prácticas se convierte en un enfoque ideal para una estrategia y resultados de planificación efectivos.